En medio de la polémica que causó su falta a los entrenamientos de Alianza Lima, Christian Cueva no se reintegró a las prácticas del conjunto íntimo este jueves y sumó un cuarto día sin practicar junto al plantel principal del equipo en el complejo Esther Grande de Bentin en Lurín, donde el equipo dirigido por Guillermo Salas se viene preparando para enfrentar a Sporting Cristal en un duelo clave por el Torneo Clausura de la Liga 1 Betsson.

El mediocampista acudió el martes al centro EGB y pidió disculpas al comando técnico y a sus compañeros por lo sucedido, pero no formó parte de los trabajos en campo. Luego abandonó el lugar, quedando al margen del plantel en la antesala del partido frente a los celestes. El miércoles siguió separado y este jueves tampoco se reintegró.

Cueva salió a pedir perdón a primera hora del martes luego de ser captado divirtiéndose en Trujillo en la víspera de su inasistencia. “Pido perdón a todos por la decepción y molestia que he provocado desde mi llegada y que en las últimas horas hice mayor. Estas disculpas van especialmente para el hincha de Alianza Lima, que me brinda su apoyo incondicional. Las disculpas a mis compañeros, comando técnico y el club las haré en privado. Sé que las faltas traen consecuencias y aceptaré lo que se me imponga”, indicó, a la espera de una “posibilidad de reivindicarse”.

“Pido disculpas a mi familia, que en las últimas horas estuvo expuesta a ataques en redes sociales y pido por favor que la dejen tranquila, pues cualquier responsabilidad es única y exclusivamente mía. La mochila que cargamos los futbolistas, personas de carne y hueso, contra lo que se cree y juzga es a veces pesada y difícil, y al no tener la suficiente fuerza para cargarla elegimos mal. Buscaré ayuda para soportar más y elegir mejor”, añadió a través de un video.

Sin Cueva por indisciplina, Alianza Lima labora con la mira puesta en Sporting Cristal, su rival por la tercera jornada del Torneo Clausura de la Liga 1.

Fuente: elcomercio.pe